fbpx
fiesta-pagana-roscon-reyes-infosvalencia

 

El origen y la historia del roscón, un dulce navideño digno de reyes.

 

¿Por Qué comemos un roscón el día de reyes?

 

Desde la Antigua Roma hasta hoy, el roscón es un emblema navideño 

La mayoría de los niños y adultos adoran el roscón de reyes. Un bollo de masa dulce adornado con trozos de fruta cristalizada que se suele rellenar con nata o crema de trufa y en cuyo interior se introducen diversas sorpresas.

Sus orígenes se remontan varios siglos atrás, aunque lo cierto es que el roscón de reyes no guarda mucha relación religiosa y poco tiene que ver con el nacimiento de Jesús o la llegada de los reyes a Belén.

Las Saturnales son el origen de nuestras Navidades, y también dónde se originaron los primeros roscones de reyes de la historia

El roscón de reyes tiene su origen en el siglo II a.C. cuando en la Antigua Roma se celebraban “Las Saturnales”, un festejo pagano en honor a Saturno, dios de las cosechas y la agricultura.

Todas las personas, tanto ricos como esclavos, celebraban el final del período más oscuro del año y daban la bienvenida a la llegada “de la luz”. Una semana de jolgorio, fiestas, banquetes, orgías y regalos.

En los banquetes abundaban los platos, aunque de todos el más popular era una torta a base de miel en la que se introducían algunos frutos secos, dátiles e higos.

Esta especie de pre-roscón caló tan hondo en la sociedad romana que llegó a imponerse a los cambios sociales y religiosos de la sociedad romana.

Tras la instauración del cristianismo como la religión oficial del Imperio Romano muchas festividades como Las Saturnales fueron desapareciendo, pero no así la torta de miel que tanto gustaba a los fiesteros romanos. 

Un siglo más tarde, a esa misma torta se le incluyó un haba, símbolo de la prosperidad y la fecundidad en esa época. Al que encontraba el haba, era un afortunado y se le auguraba buena prosperidad para el resto del año y fungía como rey de reyes durante un breve periodo de tiempo. Justo al contrario que en el presente.

 

roscon-reyes-infosvalencia

 

¿por qué el haba pasó de ser un símbolo de prosperidad a ser un golpe de mala suerte?

 

Siglos más tarde, la tradicional torta con habas regresó a España, de la mano de Felipe V, y a Francia. Pero ya no era la misma torta de las fiestas Saturnales pues en vez de incluir solo habas, un cocinero francés, para sorprender al rey Luis XV, le incorporaba unas monedas de oro.

Así, quien encontrara las monedas ganaba el premio, mientras aquel que encontrara el haba era considerado un perdedor y se le auguraba mala suerte durante todo el año. 

Con el paso del tiempo, algunos detalles han cambiado. El más evidente es que en la actualidad ya no se utilizan monedas de oro sino una sorpresa, que primero fue una figura de cerámica y ahora de plástico resistente al calor.

Además, con el paso del tiempo, el haba que inicialmente era símbolo de la prosperidad adquirió un valor negativo.

La tradición de introducir muñequitos en el pastel se extendió a toda España, y el haba llegó a convertirse en una forma de decidir quién tenía que pagar el dulce.

Los primeros testimonios sobre la existencia del dulce en la península se remontan al siglo XII y ha ido evolucionando, dando lugar a diversas versiones en Navarra, Cataluña, Andalucía o Valencia

 

De hecho en valencia se está recuperando “la Casca”, la versión valenciana del roscón.

 

casca-de-reyes-2022-infosvalencia

 

Los ingredientes del roscón se fueron modificando para ir adaptándose a los gustos más modernos de los comensales, cambiando los dátiles y los frutos secos por nata o chocolate.

Sin embargo, la receta más extendida es la que se realiza a partir de la masa sin más añadidos que algunos trozos de fruta escarchada, que simulan ser las joyas de la corona que es el roscón (ya que el afortunado al que le tocaba la figurita del dulce era llamado “el rey”).

La relación con los reyes magos de Oriente es relativamente reciente. Es una tradición que ha sobrevivido a bacanales romanas, fiestas de la burguesía francesa, más de veinte siglos de historia y una pandemia moderna.

Por eso, comamos como comamos el roscón, es una buena ocasión para celebrar con nuestros seres queridos, aunque nos toque el haba.

 

error: Si quieres alguna imagen...pídela !!