fbpx
logo berna-tobler-infosvalencia

 

Tenemos que viajar hasta 1868, concretamente a Berna a una confitería regentada por Jean Tobler, creador de productos elaborados con chocolate de otros fabricantes.

Por aquel entonces, Jean saboreó las mieles del éxito con sus productos; al ser muy populares y su demanda inmensa, en 1899 se animó, más bien su hijo le animó a fundar juntos su propia fábrica de chocolate, la Fabrique de Chocolat Berne, Tobler & Cie. 

Poco faltaba para que la icónica barrita de chocolate viese la luz. En el año 1908, Theodor, uno de los hijos, y su primo Emil Baumann tuvieron la genial idea de añadir trozos de turrón a la receta original del chocolate que producían, además de darle una forma poco común a sus barritas que le distinguieron de la competencia; y así se gestó el dulce que sería conocido en todo el mundo de manera instantánea.

El nombre es una mezcla de dos palabras; el apellido del creador (Tobler) y el clásico italiano navideño, turrón de almendras y miel (torrone).

Tras su creación, Theodor Tobler no tardó ni un segundo en acudir al Instituto Federal de Patentes de Berna y patentar (en 1909) el nombre comercial de su producto junto a su peculiar forma triangular, para dar comienzo a una leyenda que todavía perdura.

Una marca con más de 100 años de historia

Toblerone cumplió en 2008 su primer centenario de manera envidiable, pues es uno de los preferidos de los amantes del chocolate. La fábrica en Berna es la única en el mundo que produce el Toblerone y el 96 % de la producción es exportada, algo que habla de su gran popularidad y el éxito mundial que ha logrado con el transcurso de los años. Al año se fabrican más de 7.000 millones de unidades, diariamente 283 km de Toblerone.

Esta barrita de chocolate triangular continúa batiendo récords.

 

Deja una respuesta

error: Si quieres alguna imagen...pídela !!