agua-de-valencia-infosvalencia



Agua de València El cóctel que enamoró a toda Valencia

El Agua de València es el cóctel más famoso y típico de la ciudad. Por su frescura se puede disfrutar durante el día, pero, el Agua de Valencia nació en la noche y es una bebida nocturna. 

El Agua de Valencia ha visto la luz en uno de los bares con mayor solera de la ciudad. El Café Madrid

Este emblemático establecimiento abrió sus puertas a principios del siglo XX con el nombre de Cervecería Berlín. Desde su inauguración, el local fue frecuentado por artistas, escritores y políticos. Entre sus mesas daba charlas el mismísimo Blasco Ibáñez

Más tarde, en los años 40, el negocio fue obligado a cambiar de nombre, a Cervecería Madrid, con el pintor gallego Constante Gil al frente. Gil convirtió la antigua Cervecería Madrid, hoy Café Madrid, en un punto de encuentro para las tertulias nocturnas en la Ciutat Vella

En 1959 un grupo de viajeros vascos que visitaban mucho a Valencia y clientes habituales de la Cervecería Madrid pedían siempre Agua de Bilbao.

Esta agua de Bilbao consistía en el mejor vino espumoso de la casa. Una noche, cansados de pedir siempre lo mismo, retaron a Constante Gil a sorprenderles con una nueva bebida.

Gil mezcló varios licores y para darle cuerpo recurrió al producto estrella de la terreta, la naranja. Así creó Gil el Agua de Valencia.

A los visitantes vascos les encantó y entre ellos decidieron que merecía que se incluyese en la carta.

Lo siguiente era buscarle un nombre a este nuevo cóctel, y como los visitantes de Bilbao llamaban su Agua, Agua de Bilbao, la creación de Constante Gil con uno de sus ingredientes principales, zumo de naranja valenciano, recibía el nombre de Agua de Valencia. 

Al principio, la bebida solo era conocida por unos pocos clientes de la Cervecería, que la tomaban y la disfrutaban.

Pero pronto corría la voz y el cóctel hizo de la Cervecería Madrid uno de los locales más de moda de Valencia.

Muy pronto, otros locales nocturnos de la ciudad se sumaron y también la sirvieron. Y el Agua de Valencia no tardó mucho en convertirse en una seña de identidad de Valencia.

En los años 70, el Agua de Valencia empezó a ser conocida en el resto de España. Y de ahí, a dar la vuelta al mundo.

En cualquier caso, lo que sí hay que destacar es el efecto vertebrador que propicia el combinado, pues exige que se ofrezca en jarra amplia y se comparta en buena armonía, servido en copas de champán tipo seno de María Antonieta.

Por eso, si algo identifica el cóctel más valenciano de cuantos puedan existir es su nocturnidad, su carácter congregador y su característico color naranja Indicación Geográfica Protegida. 

La base del Agua de Valencia es abundante zumo de cualquiera de las variedades de naranjas locales con ajustadas pinceladas de vodka, ginebra y cava.

La familia del desaparecido creador seguro que aún guarda unos toques secretos que Gil añadía a la mezcla primigenia.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.