fbpx
titaguas-infosvalencia

Situado en el interior de la provincia de Valencia en la denominada subcomarca Alto Turia. El origen de Titaguas no se conoce con exactitud, aunque la presencia humana en estas tierras se remonta al Neolítico, como lo atestiguan las pinturas rupestres del Rincón del Tío Escribano.

Representan una escena de caza en la que figuran arqueros, un ciervo y lo que parece una danza en la que participan varias personas. 

La villa se asienta sobre una suave ladera, protegida de los vientos del norte por una frondosa loma en la que destaca el perfil oculto del pico de la lámpara.

El núcleo original en la época musulmana fue la pequeña alquería que se asentaba en la parte más elevada del pueblo, en torno a las calles Calderona y Cerrito. El casco antiguo es de gran importancia arquitectónica, destacando la iglesia del Salvador, la Capilla del Nazareno y la Ermita del Remedio, a la misma se acude en romería el día de la patrona. Junto con la bellísima naturaleza se convierte en el lugar idóneo para los amantes del turismo rural.

El término de Titaguas ha sido reconocido como Reserva de la Biosfera del Alto Turia, junto con los municipios de Aras de los Olmos, Benagéber, Casas Altas, Casas Bajas, Chelva, Tuéjar y Santa Cruz de Moya.

Posee unos valores paisajísticos y ecológicos muy destacados, con una rica diversidad en su denso bosque mediterráneo. Este reconocimiento constituye un gran atractivo para este territorio, rico en biodiversidad. En este precioso paisaje existe una red de senderos, vías pecuarias y pistas forestales con una orientación más ecoturística, al haberse señalizado itinerarios a pie, en bicicleta o a caballo.

Otro de los principales atractivos turísticos es la escalada. La Vía Ferrata de la Lámpara se ubica en el pico homónimo, próxima al Mirador de la Loma y ha sido acondicionada para poder ser recorrida con seguridad. En sus alrededores son interesantes las escarpadas riberas del Turia, la Caballera, con zona recreativa y una antigua piscina. En La Tosquilla vemos una antigua piscifactoría en desuso y en El Molinillo hay otra área recreativa y una zona para acampar.

El municipio alberga además el Mirador astronómico de La Loma, favorecido por la gran calidad de su cielo nocturno y la mínima contaminación lumínica. Desde el año 2017 Titaguas tiene el privilegio de contar con el certificado de Reserva STARLIGHT. Certificado que asegura la calidad máxima del cielo nocturno y el compromiso de los municipios con su preservación.

Otro de los encantos de Titaguas desde 2013 es la denomina ‘La Noche de las Velas’ que se celebra anualmente a finales del mes julio; consiste en apagar por completo toda la iluminación eléctrica y encender miles de velas formando dibujos en calles, puertas, ventanas y balcones para obtener una atmósfera cálida y asombrosa bajo la vía láctea. Una experiencia idónea para aquellos que valoran el turismo rural desde la perspectiva de la sostenibilidad.

No podemos dejar Titaguas sin saborear su rica gastronomía. El gazpacho con torta y carne de caza, la ollica (guisado de patata, verduras, morcilla y carne de cerdo), las migas y las gachas, son de lo más sabroso de esta cocina del interior. Encontramos excelentes vinos en la comarca y bonísima repostería como turrón, mantecados y rosquillas de anís.

Titaguas cuenta además con un BIC inmaterial, la Mojiganga, una serie de danzas y bailes en honor a la Virgen del Remedio que culminan con la elevación de varias torres humanas. 

error: Si quieres alguna imagen...pídela !!