Teatro de la Ciudad de Berna

 

En 1766, jóvenes de la burguesía crearon una sociedad para levantar un teatro y en el año 1770 se inauguró el “Hôtel de Musique” con capacidad para 800 personas . Paradójicamente le concedieron solo las licencias para eventos de conciertos y de danzas pero no la licencia para teatros. La recibieron en el año 1800, después de que los  invasores franceses presionaron al ayuntamiento. Tenía mucho éxito, siempre había espectáculos incluso de todo el mundo. A finales de siglo 19, el teatro se encontraba en un bastante mal estado y se decidió de construir un nuevo teatro.  Ello fue posible gracias al dinero de una empresa pública e se inauguró en septiembre de 1903 bajo el nombre de Stadttheater o Teatro de la ciudad.  En un estilo neoclásico y con capacidad para 940 asientos y 160 personas de pie. Para tal evento se eligió una obra de Richard Wagner: Tannhauser. Previamente hubo una ceremonia de Joseph Victor Widmann.

En la actualidad cuenta con dos salas que pueden albergar tanto teatro como ballet, así como una sala exclusiva para ballet.