fbpx
salto de la novia-infosvalencia

 

Esta maravilla de cascada se encuentra en la zona del Alto Palancia, Castellón, concretamente en la localidad de Navajas. Una cascada que desciende a más de 60 metros de altura, llena de magia, para precipitarse en las aguas del río Palancia, una estampa difícil de olvidar.

Simulando el velo de una novia, esta cascada oculta una trágica historia. La cascada debe su nombre a una dramática leyenda que ha sobrevivido a varias generaciones. 

La leyenda nos cuenta, que la tradición del pueblo decía que cuando dos jóvenes estaban a punto de casarse, debían someterse a una peligrosa prueba. La pareja tenía que acudir a la zona más estrecha del río, y la chica ante la mirada de todo el público tenía que saltar de una orilla a la otra. Si el salto era limpio y todo salía bien, el futuro matrimonio sería próspero y lleno de felicidad.

Por el contrario, si se caía o no llegaba a la otra orilla, se auguraba una vida repleta de infelicidad en la pareja. Debido a esta práctica muchos de los enlaces no llegaban a realizarse. Pero en una ocasión, la historia tuvo un final trágico. Un día, dos novios cuyos nombres ha borrado el tiempo, habían bajado radiantes de alegría a demostrar ante todos que se querían. La gente esperaba con impaciencia el salto de la novia.

Por fin se dispuso a saltar, tomó impulso perdió pie y cayó al río con tan mala fortuna que se vio envuelta en un potente remolino que le llevaba a una muerte segura. Al ver lo que pasaba, el novio se arrojó inmediatamente detrás de ella para intentar salvar a su amada, pero por más esfuerzos que hizo en su desesperado intento, se vio envuelto al poco tiempo en el mismo remolino e instantes después desaparecían los dos tragados por las aguas. Horas después flotaban estrechamente unidos los cadáveres de aquellos infelices novios.

Tuvo que suceder esta trágica historia para que esta tradición fuera cuestionada por los propios habitantes del pueblo y dejara de ser una costumbre entre los novios de la localidad.

En las noches de luna llena, cuenta la leyenda, el murmullo del río parece entonar un canto dulce y triste en el que se lamenta de haber dado muerte a aquella pareja que tanto se amaban.

Durante la primavera y los meses de verano este lugar adquiere una belleza única. En la época de lluvias el aumento del caudal del río permite que ese salto de agua de 30 metros vaya cargado con más litros generando más volumen y un estruendo ensordecedor al chocar con el agua acumulada en la parte inferior. 

Para realizar esta ruta, hay que acudir a Navajas. Un pueblo en el que no solo la cascada merece una visita. Su viejo olmo, de 1636 aparece en el Libro Guinness de los Récords como el más antiguo del mundo. Desde entonces ha formado parte del carisma y el encanto de la localidad.

El punto de inicio de la ruta está en la Plaza del Olmo de Navajas. Antes de adentrarse en la naturaleza recorremos algunas de las bonitas y mágicas calles del pueblo. Muy cerca del punto de inicio se encuentra la escultura que representa la leyenda del Salto de la Novia.

Siguiendo la ruta, el paisaje va cambiando hasta introducirse de lleno en el bosque. A partir de ahí el recorrido está señalizado. El verde inundará tus ojos, mientras paseas por un camino sencillo y bastante llano con pavimentos de madera y sin resaltes. La ruta es totalmente segura ya que incluye pasamanos en tramos puntuales y mobiliario en las zonas de descanso. Un recorrido ideal tanto para niños como para adultos debido a la escasa dificultad que tiene.

Como medida de mantenimiento y conservación del entorno, el Ayuntamiento de Navajas ha decidido implantar una tarifa de 2€ por persona (excepto menores de 10 años) durante los meses de julio, agosto y septiembre.

El recorrido es una experiencia única en un paraje increíble donde el agua es el protagonista, en verano incluso se puede bañar y hay merenderos donde pasar el día y disfrutar en familia de un día rodeado de naturaleza y agua.

El pueblo de Navajas está de moda, no sólo por la simplicidad de la vida, por sus espacios naturales y por su historia, sino también por la cercanía de sus gentes, que convierten lo cotidiano en un arte para el deleite de los visitantes. Navajas levanta pasiones y la gente de la ciudad sucumbirá al encanto de este pueblo y de sus vecinos.

 

error: Si quieres alguna imagen...pídela !!