ciudad-de-las-artes-y-las-ciencias-infosvalencia

La Ciudad de las Artes y las Ciéncias de València, un espectáculo para los ojos.

Los edificios que componen este imponente centro de ocio y cultura, diseñados por el arquitecto Santiago Calatrava, ofrecen una imagen vanguardista que nos adentra en el siglo XXI.

El complejo es un espacio único donde aprender y disfrutar de la ciencia, la naturaleza y la tecnología para toda la familia.

Situada en el mismo cauce del río Turia, La Ciudad de las Artes y Ciencias es una visita imprescindible para los que viajan a Valencia. 

La Ciudad de las Artes y las Ciencias la forman un conjunto de seis áreas, cada una en su propio edificio de arquitectura moderna e impresionante.

Para los amantes de la música es imprescindible visitar el Palau, un espectacular centro cultural global, capaz de acoger ópera, danza, conciertos al aire libre.

En el Palau se puede disfrutar de las mejores representaciones de ópera, conciertos y espectáculos escénicos como ballet.

Cuenta con un escenario de más de 1.500 m2, incorporando la tecnología más avanzada para albergar cualquier espectáculo operístico, musical y escénico como plataformas móviles, escenarios intercambiables y traducciones simultáneas a través de pantallas en las propias butacas.

Fuera de los espectáculos, el edificio se puede visitar por dentro previa reserva.

El Hemisfèric es un singular y espectacular edificio que representa un gran ojo humano, el ojo de la sabiduría.

Este elemento simboliza la mirada y observación del mundo que los visitantes descubren a través de sorprendentes proyecciones audiovisuales. 

Es un cine digital 3D, Imax de última generación, con una enorme pantalla cóncava de 900 metros que casi envuelve a los espectadores.

Cada día se proyectan varias películas, en su mayoría documentales educativos aptos para todos los públicos o representaciones astronómicas y espectáculos de entretenimiento.

Consultar cartelera

Es un espectacular edificio que ofrece diversas exposiciones interactivas sobre ciencia y tecnología en las que el visitante puede tocarlo todo y convertirse en protagonista de experimentos curiosos relacionados con la evolución de la vida, la ciencia y la tecnología.

La interactividad lo distingue y bajo el lema “Prohibido no tocar, no sentir, no pensar” se convierte en un instrumento real de educación y reactivación de la capacidad crítica de la población.

Su valor como complemento y apoyo para la actividad educativa de los centros escolares y para las empresas e instituciones lo convierte en un museo vivo, que mantiene un diálogo constante con la sociedad que le rodea.

Se puede entrar sin entrada a la planta baja, donde suele haber una exposición temporal, algunas tiendas, baños y un restaurante.

Su arquitectura vanguardista, los diferentes acuarios y su vocación científica, lúdica y educativa acercan el mundo marino al público con el fin de sensibilizar sobre la protección de fauna y flora marina.

Además, el oceanogràfic sirve como plataforma para la investigación científica. 

En siete ambientes marinos distintos alberga 45.000 seres vivos que representan los principales ecosistemas marinos del planeta. 

Mediterráneo

El ambiente muestra una parte de la riqueza biológica del mar Mediterráneo mediante la exposición de nueve acuarios con distintos formatos en función del hábitat representado.

Humedales

Una espectacular esfera de 26 metros de altura simula dos de los ambientes de zonas húmedas más singulares del planeta, el manglar americano y el marjal mediterráneo.

Templados y Tropicales

El espacio nos invita a realizar un viaje desde las regiones templadas del Pacífico y el Atlántico hasta las cálidas aguas del Índico y el Caribe, a través de acuarios conectados mediante un túnel submarino de 70 metros de longitud.

Océanos

Con un volumen de 7 millones de metros cúbicos, es el acuario de mayores dimensiones del Oceanogràfic y uno de los más grandes del mundo.

Representa un viaje por el océano Atlántico desde las Islas Canarias hasta las Bermudas, a través de un túnel donde se pueden contemplar especies como el tiburón toro, el tiburón gris y el pez luna, entre otras.

Antártico

Una colonia de pingüinos es la protagonista de esta recreación de un acantilado rocoso con áreas de puesta y cría.

Ártico

Una gran cúpula a modo de iglú acoge la zona del Ártico.

En ella, acantilados rocosos y bloques de hielo representan el hábitat de morsas y belugas, uno de los mamíferos marinos más singulares del planeta.

Islas

Situada al aire libre, esta instalación toma como referencia las islas situadas a lo largo de la costa sudamericana, caracterizadas por la presencia de grandes colonias de leones marinos de la Patagonia.

Mar Rojo-Auditorio Submarino 

Gran sala rematada con una cubierta en forma de “concha de peregrino”. En el interior se encuentra el auditorio, con capacidad para 466 personas y cuyo telón de fondo es un espectacular acuario que representa el mar Rojo.

Restaurante Submarino

Ubicado en el centro del complejo, es el edificio más emblemático del Oceanogràfic debido a la peculiaridad de su cubierta, que evoca una figura similar a un nenúfar. 

Delfinario

Uno de los delfinarios más grandes del mundo. Con un total de cinco piscinas, esta instalación puede albergar una treintena de delfines, siendo el más importante a nivel europeo.

Frente a ellas, se levanta un graderío de público con capacidad para 1.500 espectadores.

Además, en el Oceanogràfic encontramos el Edificio de Educación e Investigación, la zona de rehabilitación de fauna marina, el Edificio de Acceso, así como puntos de restauración y tiendas.

El CaixaForum es un edificio concebido como espacio multifuncional de gran versatilidad, para acoger eventos de diversa naturaleza y su nueva función es un espacio para la difusión del conocimiento y la cultura, que incluye historia, arte, ciencia y tecnología. 

Las dos grandes salas de muestras alberga exposiciones sobre antiguas civilizaciones, desarrollos tecnológicos como la inteligencia artificial y muestras artísticas de distintas disciplinas.

También es un lugar para disfrutar de actuaciones musicales en su auditorio, ciclos de conferencias, espectáculos, las jornadas sociales y los talleres educativos dirigidos a todas las edades.

De acceso libre, el Umbracle es un enorme jardín por el que puedes pasear y relajarte.

En verano y por la noche, abre sus puertas la terraza Mya, donde puedes tomarte una copa bajo la luz de la luna.

Justo debajo del Umbracle se encuentra el aparcamiento público de la Ciutat de les Arts i les Ciències.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *