tomatina-2022-infosvalencia

 

Tomatina, la batalla m├ís pac├şfica del mundo

La Tomatina de Bu├▒ol es un gran evento que cada a├▒o congrega a miles de personas procedentes de todas las partes del planeta.

Este a├▒o se celebra el 31 de agosto

Participar en la Tomatina es sin duda una de las citas imprescindibles del calendario estival. 

La historia y la tradici├│n

tomatina-bunyol-2022-infosvalencia

Esta fiesta se inici├│ el ├║ltimo mi├ęrcoles de agosto del a├▒o 1945.

Todo comenz├│ cuando un grupo de j├│venes que se encontraban en la plaza del Pueblo para presenciar el desfile de gigantes y cabezudos y otros actos de la fiesta, aburridos sobre c├│mo estaba transcurriendo la cabalgata, decidieron hacerse un hueco dentro de la comitiva del desfile.

El ├şmpetu de los j├│venes hizo que cayera un participante que, preso de la ira, empez├│ a golpear todo lo que encontraba a su paso.

Por un capricho del destino, all├ş hab├şa un puesto de verduras que fue pasto de la multitud euf├│rica.

La gente, all├ş congregada, se contagi├│ y empez├│ a tirarse tomates hasta que las fuerzas del orden p├║blico pusieron fin a aquella batalla vegetal.

Al a├▒o siguiente, los j├│venes repitieron el altercado de forma voluntaria y llevaron los tomates de su casa y as├ş sucesivamente a lo largo de los a├▒os.

Aunque la Polic├şa disolvi├│ la batalla en cada una de esas ocasiones en que se reprodujo esta reciente tradici├│n, los j├│venes de Bu├▒ol no desistieron; y as├ş sin saberlo, hab├şan hecho historia.

La jornada comienza a las 9 de la ma├▒ana, en la plaza del pueblo, tomando fuerzas con los bollos que el Ayuntamiento reparte.

tomatina-bu├▒ol-infosvalencia

Poco a poco, el lugar se va llenando de gente. Antes del combate, se levanta un enorme palo cubierto de jab├│n en cuyo extremo se coloca un jam├│n.

Los m├ís intr├ępidos intentan trepar a lo m├ís alto para conseguir el premio, en medio del regocijo general.

Mientras, desde los balcones se lanzan cubos de agua a las personas que van acudiendo para prepararse antes de la batalla.

A las once suena el disparo que indica el inicio de la lucha, y al fondo de la calle aparece el primer cami├│n cargado con la ÔÇťmunici├│nÔÇŁ anunciando su entrada con la bocina.

Los que van en el remolque empiezan a lanzar los primeros tomates.

Por fin, el veh├şculo se detiene y suelta su carga, es entonces cuando la multitud se abalanza para aprovisionarse de ÔÇťbalasÔÇŁ y, en pocos segundos, todo se ti├▒e de rojo.

Uno tras otro, van llegando camiones con tomates, hasta que se produce el segundo disparo que se├▒ala el fin de la batalla.

La duraci├│n de la batalla es de una hora, marcado tambi├ęn por un sonoro pistoletazo.┬á

En ese momento comienza la dura tarea de limpiar con mangueras a los valientes que han participado, los cuales ya piensan en la Tomatina del año siguiente. 

Para participar en la batalla a continuaci├│n unos consejos

Lleva ropa vieja o que no vuelvas a usar más; lo más probable es que acabe por tirarla. Lo ideal: camiseta blanca.

Elige zapatillas cerradas que luego puedas desechar pero que se mantengan en tus pies; es preferible a las chanchas, que puedes perder en la batalla del tomate.

Las gafas de bucear pueden venirte muy bien. El ácido del tomate pica mucho en los ojos, pero limpia la piel que da gusto. ¡Exfoliación de tomate!

Si quieres hacer fotos, utiliza una c├ímara resistente al agua y a las ca├şdas, o equ├şpate con una funda protectora.

Si no eres de Bu├▒ol y tienes que hacer noche, no olvides buscar alojamiento con bastante antelaci├│n.

¡Llega pronto! Los accesos al casco urbano se cierran pronto y solo se puede entrar andando.

Sigue las indicaciones de seguridad y guarda la distancia adecuada con los camiones.

Y, por supuesto, disfruta al máximo. Es una gozada liberar adrenalina dando tomatazos a diestro y siniestro durante una hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *